Home Office ¿Un nuevo estilo de vida?

La nueva normalidad ya llego y con ella cambios esperados para las personas y las empresas. ¿Estas listo para este nuevo estilo de vida?

Home Office ¿Un nuevo estilo de vida?

El Home Office existe desde hace por lo menos dos décadas. Pero esta cuarentena, llevó a su difusión masiva entre quienes trabajan conectados a la red. Luego de que muchos pasaran de trabajar en su oficina, a trabajar en sus hogares, cabe preguntarse a la salida de la cuarentena, si esta modalidad de trabajo llegó para quedarse, o si será desechada una vez pasada la crisis.

¿Un estilo de vida viable?

Es importante aclarar que el Home Office no es para todo tipo de empleo. Un patrullero, un portero o un cajero, por nombrar algunos trabajos. Pero hay muchas profesiones en las que sí se pueden adaptar a este estilo de trabajo. ¿Por qué? Porque brinda una mayor flexibilidad de horarios y una gran libertad de movimientos. Ello permite conciliar mejor el trabajo profesional con la vida de familia, aunque exige sin duda, una mayor responsabilidad de parte del empleado, y un lugar donde se pueda concentrar para hacer su tarea. Los ahorros de tiempo y dinero en transporte para los empleados, y los ahorros en infraestructura para los empleadores, también pueden señalarse como consecuencias positivas del teletrabajo. Algunos estudios demuestran que la productividad, puede incrementarse en un 13 % en quienes trabajan desde sus casas, con respecto a quienes trabajan en sus oficinas.

La reducción de la presión, la seguridad y confortabilidad del ambiente hogareño contribuye a reducir el estrés de los teletrabajadores, además de facilitar el “presentismo”, pues a quien trabaja desde casa, no le afectan ni las inclemencias del tiempo, ni los embotellamientos, ni los accidentes, ni la inseguridad. También hay menor exposición a contagios de enfermedades.

Esta modalidad de trabajo facilita la integración al mercado laboral de personas con discapacidad física, así como la de profesionales de primer nivel que viven en otras ciudades o países. Permite, además, priorizar el trabajo por objetivos, enfocado en la gestión del tiempo, lo cual implica un fuerte cambio de mentalidad.

¿El Home Office es un sistema perfecto?

Por como todo en la vida, el teletrabajo también cuenta con inconvenientes. Como especie somos seres sociables, la interacción entre jefe- empleados y entre otros empleados, no solo ayuda a generar amistades (interacción esencial en la salud mental y emocional de las personas), también nos hace crecer como individuos tanto en lo personal como en lo profesional, ya que lo que una persona no puede hacer, en equipo, con una buena interacción entre los miembros, el éxito es posible. Esto ayuda además a que los empleados “se pongan la camiseta” de la empresa o la organización para la cual trabajan, lo cual es más difícil de conseguir trabajando desde el hogar. En ocasiones, el costo de supervisión del trabajo llega a superar el ingreso que generan los teletrabajadores. Y la supervisión a distancia, puede erosionar el sentido de jerarquía en la empresa.

También es obvio que, con niños en casa, teletrabajar no es tan sencillo. Sobre todo, cuando las viviendas son pequeñas. Del otro lado, personas que viven solas pueden sentirse deprimidas si no socializan durante largos períodos de tiempo.

Además, las inversiones que a veces deben hacerse en programas y capacitación de personal para trabajar a distancia, pueden ser un obstáculo, así como la pérdida de confidencialidad y una mayor exposición a los ciberataques de quienes trabajan desde sus computadoras personales.

¿Cómo sacarle provecho al home office?

Depende. ¿De qué? Del tipo de trabajo. De las características de la empresa. De las circunstancias personales de los empleados. Hoy, algunas empresas u organizaciones se estarán preguntando por qué no mantener total o parcialmente el teletrabajo en el tiempo pos-pandemia, y otras estarán deseando terminar con él de una vez. Muchos empleados estarán ansiosos por volver a sus oficinas, y a otros, les bastaría con que comenzarán las clases de sus hijos.

En todo caso, lo más viable para las empresas, ya sea que instauren un modelo fijo en el cual le digan “sí” o “ya no más” al teletrabajo, o  que implementen un sistema que los lleve a estar en ambos modelos, es necesario que la empresa y sus empleados mantenga siempre el mismo control que tienen sobre sus puestos de trabajo sin importar en dónde ejecuten sus deberes, existen soluciones llamados “Cloud ERP”,  que son sistemas de control empresarial que pueden eficientar el trabajo de las empresas, facilitando la interacción entre los empleados con el cliente y con los jefes de la empresa, bajo una sola visión de la verdad en tiempo real, podrás generar mejores campañas de marketing, automatizaras ciertos procesos que antes eran manuales y tardados, llevar el control de tus proyectos, así como de tus finanzas, inventarios, etc. Será más fácil y lo mejor es que, un Cloud ERP se desenvuelve con naturalidad en cualquier dispositivo electrónico, de esta forma, sin importar si estás en una oficina tradicional o en tu casa, “tu oficina estará donde tú esté”.

Esta información es proporcionada por Efecto Negocio, una consultoría de soluciones de negocios por medio de ERP´s en la nube que permite a las medianas y grandes empresas liberar su potencial e impulsar su crecimiento. Prueba el software gratis.